0

Superar una crisis sexual : Su selección de farmacias en línea

Filtro
Número de productos : 10
Ordenar
Ordenar
Cerrar
Extracto vegetal fluido EPS Tribulus Pileje Extracto vegetal fluido EPS Tribulus Pileje
19,99 €
Añadir al carrito
En stock
Extracto líquido EPS Guaraná Pileje Extracto líquido EPS Guaraná Pileje
19,99 €
Añadir al carrito
En stock
Jengibre Phytostandard 20 cápsulas Jengibre Phytostandard 20 cápsulas
10,24 €
En stock
Arkogelules Tribulus Libido 40 cápsulas Arkopharma Arkogelules Tribulus Libido 40 cápsulas Arkopharma
10,55 €
En stock
Flagrante DESEO 2 CARAS MAN 15 TABLETAS Flagrante DESEO 2 CARAS MAN 15 TABLETAS
17,90 €
En stock
Roble Bio AQUAGEMM macerar brotes sin alcohol Gemmothérapie Roble Bio AQUAGEMM macerar brotes sin alcohol Gemmothérapie
29,49 €
En stock
Phytosun Aroms Aceite Esencial de Ylang Ylang Orgánico Phytosun Aroms Aceite Esencial de Ylang Ylang Orgánico
7,43 €
En stock
Arkocápsulas Jengibre Estado Náuseas 40 Cápsulas Arkocápsulas Jengibre Estado Náuseas 40 Cápsulas
7,14 €
Enviado en 5 a 7 días hábiles
Rocal CALADIUM SEGUINUM 5 CH 7 CH 9 CH 15 CH 30 CH 6 DH 8DH gránulos homeopatía Rocal CALADIUM SEGUINUM 5 CH 7 CH 9 CH 15 CH 30 CH 6 DH 8DH gránulos homeopatía
2,99 €
Añadir al carrito
En stock - preparación en 1 o 2 días laborables

¿Qué es una crisis sexual y cómo se manifiesta?

La crisis sexual, también conocida como disfunción eréctil, se caracteriza por la dificultad, o incluso la incapacidad, de obtener o mantener una erección suficiente para mantener relaciones sexuales satisfactorias. Este problema puede presentarse de forma ocasional o regular, afectando significativamente a la calidad de vida y a la salud mental de las personas afectadas.

¿Cuáles son las principales causas de las crisis sexuales?

Las causas de las crisis sexuales son variadas y pueden dividirse en dos categorías: psicológicas y físicas. Entre los factores psicológicos figuran el estrés, la ansiedad y los problemas de pareja. Entre las causas físicas figuran las enfermedades cardiovasculares, la diabetes, la hipertensión arterial y determinados tratamientos farmacológicos que pueden afectar a la libido y a la función eréctil.

¿Qué tratamientos existen para remediar la crisis sexual?

El tratamiento de la crisis sexual depende en gran medida de la causa. Las opciones de tratamiento incluyen medicamentos orales como el sildenafilo (Viagra), el tadalafilo (Cialis) y otros inhibidores de la PDE5, que ayudan a aumentar el flujo sanguíneo al pene. Las terapias psicológicas, como la terapia conductual y el asesoramiento de parejas, también pueden ser eficaces, sobre todo cuando las causas son principalmente psicológicas.

¿Existen métodos preventivos contra las crisis sexuales?

La prevención de las crisis sexuales pasa por una gestión sana de la vida cotidiana. Recomendamos mantener una dieta equilibrada, hacer ejercicio regularmente y limitar el consumo de alcohol y tabaco. También es crucial tratar enfermedades subyacentes como la diabetes y la hipertensión, que pueden contribuir a la disfunción eréctil.

¿Cómo puede ayudar consultar a un médico en caso de crisis sexual?

Es esencial consultar a un médico en caso de crisis sexual persistente. Un profesional sanitario puede evaluar las posibles causas mediante un diagnóstico completo, que incluye análisis de sangre y, a veces, exámenes más específicos. Esto es crucial para determinar el tratamiento más adecuado y descartar otras afecciones médicas graves.

¿Qué repercusiones puede tener una crisis sexual en las relaciones íntimas?

La crisis sexual puede tener un impacto significativo en las relaciones íntimas y en la confianza en uno mismo. Las personas afectadas pueden experimentar ansiedad, frustración e incluso vergüenza, lo que puede llevarles a evitar las relaciones sexuales. Es fundamental que la pareja muestre comprensión y apoyo, ya que la comunicación abierta es esencial para superar juntos este reto.

¿Pueden los cambios en el estilo de vida mejorar realmente la situación de una crisis sexual?

Los cambios en el estilo de vida desempeñan un papel importante en la gestión de las crisis sexuales. Mejorar la dieta, reducir el consumo de alcohol y tabaco, aumentar la actividad física y reducir el estrés son acciones beneficiosas. Estos ajustes favorecen una mejor circulación sanguínea y un estado general de salud más robusto, lo que puede influir directamente en la función eréctil.

¿La crisis sexual está siempre relacionada con la edad?

Aunque la frecuencia de las crisis sexuales aumenta con la edad, no están inevitablemente relacionadas con ella. Los hombres más jóvenes también pueden sufrir disfunción eréctil, a menudo por motivos psicológicos o debido a malos hábitos de vida. Por lo tanto, es importante no asociar sistemáticamente este trastorno a la edad y consultar a un especialista sea cual sea el grupo de edad.

¿Se han producido recientemente avances tecnológicos en el tratamiento de las disfunciones sexuales?

Sí, los avances tecnológicos ofrecen nuevas perspectivas para el tratamiento de las disfunciones sexuales. Por ejemplo, la terapia de ondas de choque de baja intensidad es una opción no invasiva que ha mostrado resultados prometedores en la mejora del flujo sanguíneo al pene. Además, algunas investigaciones se orientan hacia tratamientos regenerativos, como el uso de células madre para restaurar el tejido eréctil dañado.

¿Cómo se puede gestionar el impacto psicológico de la crisis sexual?

La gestión del impacto psicológico de la crisis sexual suele implicar la consulta a profesionales especializados en salud mental, como un psicólogo o un sexólogo. Estos expertos pueden ayudar a tratar las causas subyacentes de la ansiedad, la depresión o los problemas de pareja. Las técnicas de relajación, la meditación y la terapia cognitivo-conductual son herramientas eficaces para ayudar a los pacientes a recuperar la confianza en sí mismos y mejorar su bienestar emocional.