0

Flebitis: causas, síntomas y prevención : Su selección de farmacias en línea

Filtro
Número de productos : 15
Ordenar
Ordenar
Cerrar
Hojas cortadas hamamelis IPHYM hierba Hamamelis virginiana L. Hojas cortadas hamamelis IPHYM hierba Hamamelis virginiana L.
25,10 €
Añadir al carrito
Normalmente se envía en 5-7 días laborales
Pranarôm Siempreviva 5 ml de aceite esencial Pranarôm Siempreviva 5 ml de aceite esencial
21,07 €
En stock
LCA Pistacho Aceite esencial de lentisco LCA Pistacho Aceite esencial de lentisco
18,07 €
En stock
Oléocaps 6 Pranarom Circulación bio (piernas ligeras) 30 cápsulas Oléocaps 6 Pranarom Circulación bio (piernas ligeras) 30 cápsulas
9,29 €
En stock
Alder pegajoso Bio AQUAGEMM macerar brotes sin alcohol Gemmothérapie Alder pegajoso Bio AQUAGEMM macerar brotes sin alcohol Gemmothérapie
29,49 €
En stock
LCA Vetiver aceite esencial orgánico LCA Vetiver aceite esencial orgánico
10,40 €
En stock
LCA Aceite esencial de helicriso ecológico LCA Aceite esencial de helicriso ecológico
23,65 €
En stock
PENSAMIENTOS SALVAJES EFG 125ml PhytoFrance PENSAMIENTOS SALVAJES EFG 125ml PhytoFrance
9,95 €
En stock
Vine orgánica AQUAGEMM macerar brotes sin alcohol Gemmothérapie Vine orgánica AQUAGEMM macerar brotes sin alcohol Gemmothérapie
29,49 €
En stock
Phytosun Aroms Geranio Bourbon Aceite esencial BIO Phytosun Aroms Geranio Bourbon Aceite esencial BIO
10,75 €
Expedido en 5 a 7 días laborables
Alnus glutinosa 9CH gránulos Tubo homéopathie Boiron Alnus glutinosa 9CH gránulos Tubo homéopathie Boiron
2,99 €
Añadir al carrito
En stock - preparación en 1 o 2 días laborables
Soria Natural Venasor C-40 circulación 50ml Soria Natural Venasor C-40 circulación 50ml
16,16 €
Se envía en 5 a 7 días hábiles.
GEMMO venosa Bio AQUAGEMM castaño castaño lingonberry aliso GEMMO venosa Bio AQUAGEMM castaño castaño lingonberry aliso
31,49 €
Los buques de 5 a 7 días

¿Qué es la flebitis y cómo puede afectar a su salud?

La flebitis es la inflamación de una vena, a menudo acompañada de la formación de un coágulo de sangre, que puede obstruir parcial o totalmente el flujo sanguíneo. Esta afección médica se produce principalmente en las piernas, aunque también puede aparecer en otras partes del cuerpo. Existen dos tipos principales de flebitis: la flebitis superficial, que afecta a las venas cercanas a la superficie de la piel, y la flebitis profunda, también conocida como trombosis venosa profunda (TVP), que afecta a las venas más profundas.

¿Cuáles son las principales causas de la flebitis?

Las causas de la flebitis pueden ser variadas, como la inmovilidad prolongada, por ejemplo durante viajes largos o tras una intervención quirúrgica, el uso de determinados medicamentos como los anticonceptivos hormonales, el embarazo, la obesidad, el tabaquismo, los trastornos de la coagulación y los traumatismos venosos directos.

¿Cómo reconocer los síntomas de la flebitis?

Los síntomas de la flebitis dependen del tipo de flebitis. En el caso de la flebitis superficial, los síntomas incluyen enrojecimiento, dolor y dureza a lo largo de la vena afectada. En el caso de la trombosis venosa profunda, los síntomas pueden ser más graves e incluir hinchazón, aumento del dolor al flexionar el pie, piel caliente y rojiza en la zona afectada y, a veces, fiebre leve.

¿Qué tratamientos existen para la flebitis?

El objetivo del tratamiento de la flebitis es evitar que el coágulo se extienda, reducir la inflamación y minimizar el riesgo de complicaciones como la embolia pulmonar. Para la flebitis superficial, el tratamiento puede incluir la aplicación de calor, la elevación de la pierna afectada y la administración de antiinflamatorios no esteroideos. Para la trombosis venosa profunda, el tratamiento puede incluir la administración de anticoagulantes, el uso de medias de compresión y, en algunos casos, la cirugía.

¿Cómo puede prevenirse la flebitis?

La prevención de la flebitis incluye una serie de medidas, como mantener una actividad física regular, evitar periodos prolongados de inmovilidad, beber suficiente agua y llevar medias de compresión cuando se recorren distancias largas o si lo prescribe un médico. También es crucial controlar los factores de riesgo asociados, como el control del peso, dejar de fumar y gestionar adecuadamente las enfermedades preexistentes.

¿Cuándo debo consultar a un médico si tengo síntomas de flebitis?

Es esencial consultar a un médico ante la sospecha de flebitis. Una intervención rápida es crucial, especialmente en caso de síntomas de trombosis venosa profunda, para evitar complicaciones graves como la embolia pulmonar. Los signos de alarma son dolor intenso, hinchazón repentina de la pierna, piel caliente al tacto y cambios en el color de la piel.

¿Cuál es la diferencia entre flebitis superficial y trombosis venosa profunda?

La flebitis superficial afecta a las venas situadas justo debajo de la piel y suele caracterizarse por síntomas visibles como enrojecimiento, dolor y sensación de calor a lo largo de la vena afectada. La trombosis venosa profunda (TVP), en cambio, afecta a las venas profundas, principalmente de las piernas. Los síntomas de la TVP pueden incluir hinchazón significativa, dolor, calor local y enrojecimiento, pero algunos casos pueden ocurrir sin síntomas aparentes, lo que aumenta el riesgo de complicaciones graves como la embolia pulmonar.

¿Puede reaparecer la flebitis y cómo puede controlarse el riesgo de recurrencia?

Sí, la flebitis puede reaparecer, sobre todo en personas que ya han tenido episodios de trombosis venosa profunda o en aquellas con factores de riesgo persistentes como trastornos de la coagulación, obesidad o antecedentes familiares. Para controlar el riesgo de recurrencia, es esencial seguir los tratamientos prescritos por los profesionales sanitarios, mantener una actividad física regular y llevar medias de compresión si se recomiendan. La vigilancia médica periódica también es crucial para detectar y tratar rápidamente cualquier signo de recidiva.

¿Cuáles son los riesgos asociados a la flebitis no tratada?

La flebitis no tratada puede dar lugar a complicaciones graves, sobre todo si se trata de una trombosis venosa profunda. Los principales riesgos son la embolia pulmonar, una afección potencialmente mortal en la que un coágulo se desprende y migra a los pulmones, obstruyendo una arteria pulmonar. Otras complicaciones pueden ser la insuficiencia venosa crónica o el síndrome postrombótico, que provoca dolor, hinchazón y úlceras en las piernas a largo plazo.

¿Existen tratamientos naturales para la flebitis?

Aunque los tratamientos médicos son esenciales, algunos métodos naturales pueden ayudar a controlar los síntomas de la flebitis superficial. Los remedios incluyen la aplicación de compresas calientes, la elevación de la pierna afectada para mejorar la circulación y el uso de extractos de plantas como el hamamelis o el castaño de indias, conocidos por sus propiedades antiinflamatorias y venotónicas. Sin embargo, es fundamental consultar a un médico antes de iniciar cualquier tratamiento natural, sobre todo en casos de trombosis venosa profunda.

¿Qué impacto tiene el estilo de vida en el riesgo de desarrollar flebitis?

El estilo de vida desempeña un papel importante en el riesgo de padecer flebitis. Factores como la obesidad, el sedentarismo y el tabaquismo pueden aumentar el riesgo de flebitis y las complicaciones asociadas. Adoptar una dieta equilibrada, mantener una actividad física regular y evitar fumar son medidas preventivas esenciales. También es aconsejable hacer pausas regulares para caminar o estirar las piernas durante los periodos de inmovilidad prolongada, como los viajes largos en avión o en coche.